Milogo2

  Páginas de Demetrio Calle Martínez

EXPEDICIÓN ANTÁRTIDA 2008

En realidad este viaje empezó hace más de dos años cuando solicité coordinar un Proyecto de Investigación Educativa para desarrollar con el alumnado del IES Los Manantiales. Un Congreso en Granada sobre investigaciones polares me ayudó a ponerme al día sobre las actividades de los científicos en la Antártida. Algunas charlas sobre la problemática de las regiones polares y mi propia búsqueda de información hicieron interesarme cada vez más por  este continente.  Hasta que en Diciembre de 2008 se presentó la oportunidad.

En este diario intento reflejar las actividades cotidianas de un viaje especial, pues ir a la Terra Incognita Australis no es ir a un sitio cualquiera, es otra cosa. Un destino inigualable. Un sitio que no se parece en nada a alguno de los que he visitado en los viajes que he realizado a lo largo de mi vida.

No pretendo aburrir con descripciones científicas de las actividades realizadas. Como mucho, he incluido una lista de especies observadas en las diferentes zonas que he visitado y adjunto alguna información útil para aquellos que pretendan viajar al continente blanco y estén interesados en los aspectos de la naturaleza. No obstante, para lo que deseéis saber más acerca de cualquier aspecto del viaje, podéis escribir al correo señalado al final de la página y con gusto os responderé.

En estas páginas hay material que puede ser usado por los docentes en sus actividades en el aula. No dudéis en usarlo, sólo tenéis que comunicármelo.

Quiero enviar un recuerdo al equipo de expedición, que tanto interés ha mostrado en mis actividades. Pilar, Teia, Carmen, Eva, Javier, Vicente, Carlos, Jaume, Luca y Antonio, en estas páginas tenéis lo prometido. Con vuestras aportaciones seguro que mejorará bastante. Un abrazo muy fuerte para todos.

Por último, indicaros que si no queréis tragaros el rollo del cuaderno, y sólo queréis ver fotos, podéis pulsar en el enlace que sigue. He dividido las fotos en varios álbumes para facilitar su manejo (actividades en el barco, desembarcos y expediciones, paisajes, naturaleza, geología, fotos de nuestro grupo, etc.). Creo que tenéis para entreteneros un buen rato. Espero que os gusten.

FOTOS: http://picasaweb.google.com/antartida08 .

 

CONTENIDOS

 

CUADERNO DE VIAJE

DATOS BÁSICOS SOBRE LA ANTÁRTIDA

LISTA DE ESPECIES

GALERÍAS DE FOTOS

VÍDEOS

MAPAS Y RECORRIDO

TOPONIMIAS, CURIOSIDADES Y DATOS DE INTERÉS DE LOS LUGARES VISITADOS

ENLACES

 

CUADERNO DE VIAJE

Nota preliminar: las fotos incluidas en el texto podéis verlas a tamaño completo y con mejor resolución en los álbumes que he colocado en el enlace señalado antes.

 

14 de diciembre 2008, domingo, Ushuaia, Argentina. Canal Beagle y Pasaje Drake.

Día soleado por la mañana aunque se ha ido nublando a medida que avanza. A lo largo de la mañana hemos visitado la ciudad más austral del mundo. Parajes nevados la rodean excepto por la salida al mar, es decir por el canal Beagle. Visita casi obligada al Museo del fin del Mundo, interesante.  Destacan las secciones dedicadas a la Tierra del Fuego y sus primeros pobladores. Podéis ver una completa colección de fotos de la ciudad y del museo en el enlace citado más arriba.

A las 16 h embarcamos en el rompehielos Profesor Molchanov, buque de investigación oceanográfica, moderno y cómodo, construido en 1983 en Finlandia. Mide 71,6 m de eslora (236 pies), 12,8 m de manga (42 pies), un calado de 4,5 m (15 pies) y desplaza 2140 toneladas.

Empieza a llover. Nos reciben Delphine Aurès, francesa, coordinadora general de las actividades del personal, Anjali Pande, neozelandesa, y Henrik Enckell, sueco, encargados de las sesiones de conferencias y actividades científicas en general. Ya tenemos asignados los camarotes y el equipaje llega rápidamente.

A las 17 h nos reunimos en el bar. Nos dan las primeras instrucciones e informaciones sobre los aspectos más relevantes y nos informan que pronto vamos a hacer un simulacro de evacuación. Hay mucha alegría a bordo. Gente de varias nacionalidades y diferentes idiomas pero siempre acabamos entendiéndonos. Somos 51 pasajeros de Australia, Alemania, Estados Unidos, Holanda, Suiza, Israel, Italia, Grecia, Japón, Reino Unido, India, Irlanda y España. Además viajan 8 encargados de expedición (coordinadores, jefes de cocina y alojamiento, cocineros, ayudantes y médico) y una tripulación de 20 personas al mando del capitán Michail Borissov, todos de nacionalidad rusa.

El simulacro de evacuación sale perfecto. Salimos a cubierta mientras llueve bastante. Estamos atravesando el canal Beagle, por ahora con aguas calmas.

 

Antartida 002          Antartida 060                Antartida 062          Antartida 063

                                                    Canal Beagle                                                                   Simulacro de evacuación                                                      ¡Buen provecho!                                                                              La primera cena

 

A las 19 h nos llaman a cenar. La primera cena resulta excelente: pudding de algo parecido a verduras y pescado, solomillo de ciervo con especias, puré de patatas y de postre mouse de coco en tartaleta de chocolate. Nuestros cocineros, Ricthie Arokiasamy y Hilary Lee, son malayos. Se nota en el toque especial de las comidas.

Salgo fuera a ver el paisaje. Hay mucha niebla pero se distinguen las islas e islotes que conforman el canal. En muchas de ellas, colonias de petreles, cormoranes, gaviotas… Pasamos un rato charlando en el bar y comentando los primeros momentos del viaje.

El barco empieza a balancearse un poco. Estamos llegando a aguas del pasaje Drake, el peor mar del mundo, aunque evitamos hablar del tema. Nos espera una noche movidita. El barco se va quedando desierto. Todos se van a los camarotes a pasar la noche del mejor modo posible. La médico del barco, doctora Renée Weersma, holandesa, nos obliga a tomar las pastillas antimareo. Si son dos de golpe, mejor, nos dice. Después entendimos por qué.

Sobre las 23 h, ya entrando de lleno en el pasaje Drake, dejo de escribir e intento dormir.

 

15 de diciembre 2008, lunes, Pasaje Drake.

Posición al mediodía: 57°06'S /63°55'W.

Temperatura del aire: 8-10°C. Sensación térmica: 2 oC. Presión: 986 mm.

Es difícil conciliar el sueño con los continuos movimientos del barco. Para el mareo, compruebo que la posición más adecuada es tumbado boca arriba con los ojos cerrados. Sobre las 6 h me levanto y salgo al pasillo. Parece un barco fantasma. No hay nadie. Han desaparecido de los pasamanos de los pasillos todas las bolsas de papel que colocaron para el mareo.

A las 8 h voy a desayunar. Muy poca gente en el salón. La mayoría sigue en los camarotes. Parece que el barco se mueve algo menos o será que me voy acostumbrando.

Salgo al exterior a tomar el aire. Nublado. 8º C de temperatura. Mi brújula marca la dirección 181o S, o sea directos a la Antártida, claro. Subo al puente a ver la carta de navegación. Hemos recorrido 390 km (son ahora las 8,50 h) pero aún no hemos llegado a la Convergencia Antártica (o Corriente Circumpolar Antártica), esa zona mágica para el funcionamiento de las corrientes y del clima del planeta, donde las aguas frías antárticas se hunden bajo las más cálidas del Pacífico y Atlántico (Para más información, ver el apartado Datos básicos sobre la Antártida).

Me dicen en el puente que aunque la noche ha sido movida, estamos teniendo mucha suerte, que este mar es mucho peor de lo que estamos viendo hasta ahora.

A las 10 y 11 horas hay sendas sesiones científicas. Antes, me tomo una manzanilla y otra pastilla para el mareo y me tumbo un rato para intentar evitarlo.

 

DSC00012          DSC00014                DSC00018          PC151115

                                               Sesiones científicas                                                                                                                                                                                                                                                              En el puente

 

El altavoz del camarote me despierta a las 12,30: es la hora del almuerzo. Al menos, no me he mareado y tengo hambre. Menú de hoy: Sopa de vegetales, brocheta de pescado y bizcocho de chocolate.

Sale el sol. El mar sigue encrespado. Tiene un color azul oscuro muy limpio. Subo al puente y veo que hemos avanzado muy poco. Todavía queda rato para llegar a la Convergencia Antártica. Ahora se ven más aves. Cerca del barco, posados en las aguas, dos albatros de cabeza gris. Volando continuamente alrededor del barco, gran número de aves, sobre todo petreles moteados.

A las 15 y 16 h dos nuevas sesiones científicas sobre cadena alimentaria marina y aves marinas antárticas. Se ha discutido sobre el funcionamiento de la cadena trófica de la Antártida y los efectos que puede tener sobre ella el cambio climático. Las últimas investigaciones parecen demostrar que el incremento de CO2 causa infertilidad y deformaciones en el krill (Euphasia superba), eslabón importantísimo de la cadena alimenticia antártica. Pero he prometido no extenderme en cuestiones científicas, así que lo dejo aquí.

Son las 18 h y estoy en cubierta. Un inmenso mar limpio y azul se extiende a todo lo largo y ancho de lo que alcanzo con la vista. Afortunadamente, está también algo más tranquilo que en las horas pasadas. Llevamos recorridos 500 km, la mitad de lo que tenemos que recorrer hasta tocar la primera tierra antártica.

A las 18,30 h nos reunimos para planificar las próximas actividades  ya que se espera que por la tarde-noche de mañana hayamos atravesado el pasaje Drake y tomemos tierra por primera vez.

Cena a las 19 h: tomate y mozzarella, pechuga de pavo y kiwi con yogur. Volvemos a tomar pastillas para el mareo, aunque parece que la mayoría ya aguantamos bien.

A las 20,45 h nos proyectan una película sobre la expedición de Scott al Polo Sur.

El mar está más calmado. Esto se presta a poder dormir toda la noche.

 

16 Diciembre 2008, martes, Pasaje Drake e isla Pingüino (en isla del Rey Jorge o isla 25 de mayo)

Posición al mediodía: 61°20'S /58°11'W.

Temperatura: 4°C. Presión: 977 mm.

Muy nublado y lloviendo. El mar está tranquilo. Durante la noche hemos atravesado la Convergencia Antártica. A medida que avanzamos noto mayor número de aves alrededor del barco. Se nota que nos acercamos a tierra, faltan sólo 200 km. Vicente me va poniendo al día en los temas del GPS.

A las 11 h sesión científica sobre la biología y ecología de los pingüinos.

A las 12,30 h almuerzo: sopa de champiñones, pasta con panceta y manzana asada.

El barco va al máximo de velocidad. Rumbo 145 o. Hay ganas de llegar después de casi dos días de navegación sin tocar tierra.

Lo mejor de la travesía hasta ahora: sobre las 16 h varias ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) cerca del barco (ver fotos y vídeos). Las seguimos un buen rato. Son lentas de movimientos y predecibles, razones por las cuales han sido fácilmente cazadas siempre. ¡Avistamos el primer islote! Se trata de la roca Simpson, un peñasco helado en medio de la nada.

Seguimos la ruta y vamos viendo cientos de aves, cormoranes, pequeños bloques de hielo errantes con pingüinos de Adelia y barbijos.

 

Antartida 018          IMG_9275                IMG_1002               Antartida 024

                                Petrel moteado                                                       Ballena jorobada                                                                                    Pingüinos de Adelia                                                                  Isla del rey Jorge (isla 25 de Mayo)

 

A las 17 h (es decir, justo dos días después de la salida), bordeamos ya la isla del rey Jorge (o isla 25 de mayo) en el archipiélago de las Shetland del Sur, para dirigirnos hacia la isla Pingüino. Frío intenso. Se prevé tormenta.

Adelantamos la cena a las 18 h para poder realizar el primer desembarco. La temperatura ha bajado a 3 oC y la presión está en 970 mm. Empieza a nevar.

 

Isla Pingüino

Posición de Isla Pingüino (Isla del Rey Jorge o isla 25 de mayo) 62o06’S/57o54.

Temperatura: 3-5 oC. Sensación térmica: -5 oC. Presión: 970 mm.

Nos comentan que desde hace diez años no se ha podido desembarcar en esta isla por encontrarse rodeada de hielo que se desplaza a mucha velocidad y por las condiciones meteorológicas. Hoy, parece que va a ser posible. El paisaje es espectacular.  La bahía está navegable pues los témpanos de hielo no la cubren en su totalidad y dejan espacios para el avance de las zódiacs.

Preparamos las lanchas. ¡Empieza a salir el sol! ¡Qué suerte! Desembarcamos en una playa pedregosa llena de pequeños témpanos de hielo. Pingüinos de Adelia y barbijos a cientos. Focas de Weddell, focas cangrejeras, charranes, gaviotas cocineras, albatros… una explosión de vida en definitiva. Inspeccionamos las orillas. Muchos restos de vértebras de ballenas,  un joven león marino, que parece bastante inquieto ante nuestra presencia, y una hembra de elefante marino.

 

Antartida 025          Antartida 035                Antartida 044          Antartida 002

                                           Isla Pingüino                                                             Primeras actividades                                                            Vértebras de ballenas                                                 León marino joven

 

No se puede tocar nada y todo hay que dejarlo tal como está. Las normas del Tratado Antártico sólo permiten recoger lo autorizado en los diferentes proyectos de investigación que se llevan a cabo.

Fotografío y grabo en vídeo los nidos de los pingüinos, los mamíferos, los restos de seres vivos, líquenes, musgos y algas de la orilla (ver el álbum de fotos y los vídeos correspondientes).

Después de un buen rato realizando nuestras actividades, hacemos una pequeña ruta hacia el pico Deacon, pequeña caldera volcánica con dos cráteres, de color rojo oscuro. Desde arriba, se aprecia una vista espectacular de la bahía.

 

IMG_0439              Antartida 021                Antartida 012          Antartida 040

                               ¡Ya han llegado los pelmazos!                                                     Focas de Weddell y pingüinos barbijos                               Elefante marino hembra                                                     Pingüino de Adelia

 

Volvemos al barco sobre las 22 h. Aquí no se pone el sol en esta época del año. Comentamos las actividades del día hasta casi las 1 h de la madrugada ¡con luz solar todavía! Esta luz nos permite observar la isla y los icebergs con unos tonos de colores azulados, grises, amarillos, rojos y naranjas realmente espectaculares. No sé si nuestras cámaras serán capaces de reflejar esta mezcla de colorido.

 

Antartida 036 (2)          Antartida 037 (2)                Antartida 046 (2)          IMG_0516

                                       Hacia Pico Deacon                                                          Cráter y caldera de Pico Deacon                                                                Iceberg                                                                  ¡Qué colores!

 

Siguiente >>>

 

casitagris                        arrobaroja

© Demetrio Calle